Skip to content

For all you DREAMERS: Dreaming as Politics

January 19, 2011

 To celebrate MLK day, I thought id share some of my reading and listening of the last few days. They come from distinct sources, an academic book, a novel, and a speech made by a Zapatista. Yet, they all resonate with “I had dream” and speak to the importance of DREAMING as a form of politics. So for all you dreamers, present, past, and future, ay les va:

 On hegemony

“It is the exercise of power pure and simple that itself authorizes and legitimates, and it does this less by the manipulation of beliefs than by defining the boundaries of the possible.” Derek Sayer, from Everyday Forms of State Formation

On Imagination:

“The whole terrible fight occurred in the area of imagination. That is the precise location of the battlefield…It is there that we experience our victories and our defeats. Each and every one of us a being of limited duration: all of us eventually go down to defeat.” Haruki Murakami, After the Quake

The last is the longest, but by far the most interest, excerpt on dreams and nightmares. To listen instead of reading and for the entire text click here, play Jaltipan subdelegado-zero-en-veracruz-30ene06

JALTIPAN, VERACRUZ.

30 de enero de 2006.

Y decía él que en el mundo había gente mala, muy mala, que era tan mala que su maldad salía hacia fuera y empezaba a caminar como fantasma. Que cuando la gente buena tenía un sueño malo, una pesadilla, no estaba soñando su sueño, sino que estaba soñando un sueño ajeno. Y en ese sentido, decía, no hay porque tener miedo a las pesadillas porque lo que tenemos que entender es que no es nuestro sueño. Y, precisamente, era una pesadilla el mundo en el que estábamos entonces, donde, como pueblos indios, no éramos mirados, ni tomados en cuenta, mucho menos escuchados. Porque donde nosotros estábamos no llegaba nada, nada, ni carreteras, ni comunicación, ni radio, ni televisión, ni nada. Ahí podía alguien nacer, crecer, morirse y nadie iba a llevar la cuenta, ni a saber ni siquiera cómo se llamaba…

Bueno, decía él, esos sueños malos, o esas pesadillas que vamos teniendo, son ajenas, son de otro que dejó escapar su sueño y nosotros, como estamos dormidos, sin darnos cuenta lo tomamos y lo metemos en nuestros sueños. Pero decía también que había sueños buenos. Algunos eran tan buenos que no los recordábamos hasta en el momento en que los empezábamos a hacer en la realidad. Y decía, por ejemplo, que había veces que soñábamos la libertad, y que a la hora que soñábamos la libertad, soñábamos al otro, y lo hablábamos y no había temor en nuestra palabra, ni había temor en nuestro oído. En nuestro sueño podíamos estar al lado del que estaba diferente sin que hubiera problema y podíamos saber que cada uno y cada cual podía ser lo que es, sin que hubiera enfrentamiento, sin que hubiera choque, sin que hubiera quien mande y quien obedece. Decía el Viejo Antonio que ese sueño se llama libertad, que a veces nos damos cuenta que lo tuvimos y a veces no. Que sólo lo vamos a recordar otra vez cuando lo conquistemos en la lucha.

Palabras del Subdelegado Zero en Amamaloya, Veracruz

30 de enero de 2006

Advertisements
One Comment leave one →
  1. January 26, 2011 2:35 am

    “the most radical struggles in the twenty-first century will take place on the battlefield of knowledge and reasoning” Walter Mignolo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: